Archivo de la etiqueta: más que amigos

Encrucijada vital

Se atreven a dar el paso, a dejar el móvil y verse. Llevan tanto tiempo aplazándolo (con razón) que se les hace extraño. Se atreven a quebrar su vida y saben que no habrá marcha atrás. Como tampoco la hubo después de que recuperaran el contacto tras 20 años desconectados. Él elige el lugar, ella la hora. Están nerviosos, van a romper pactos de vida y a hacer daño a terceras personas, aunque sea solo un café, aunque repriman sus ganas, aunque prioricen otras cosas: van a verse. Ella se retrasa, pero llega y todo fluye. Él recuerda demasiado y se reprocha juventud y momentos vitales opuestos. Ella apenas tiene en su memoria algún detalle de esos años, pero le recalca que fue intenso, bonito y les llegó antes de tiempo, que no lo cambiaría y que son lo que son por ello. A veces le echa de menos, pero eso no se lo dice. Se cierra al recordar que no deberían estar allí y él lo admite mientras explica que no puede evitarlo, que es una de las mujeres de su vida, que quiere saber todo de ella. Rebusca en anécdotas del pasado que ella ha olvidado (o simula haber olvidado) y renace la complicidad. Ese feeling inevitable es lo que rompe la vida que tienen en casa. Lo saben y les asusta. Evitan alargar el encuentro y se despiden torpemente, rotos por dentro ante la encrucijada que les plantea la vida.

8 comentarios

Archivado bajo entre tu y yo

Un poco de normalidad

Pides sinceridad, y hablo del tiempo y de ese tal vez que no llega. De ser valientes, de pasos al frente, de futuro. Hablo de encontrarnos y querernos. De casas con balcón y de noches de sofá y manta. De paseos, de almuerzos y de cursos de cocina. Hablo de brindar. De perdernos, de encontrarnos. De aficiones compartidas, de bailes a medianoche. Pero tal vez no vuelva a verte, o tal vez cuando te vea estés con otra, o seas tú quien me vea, y yo la que esté con otro. Tal vez no creas en ese dúo tú-yo, tal vez el miedo nos pueda… Aunque yo apuesto por una mano ganadora esta vez, que ya nos toca. Una respuesta a tu ‘vull que les coses surtin bé’, y a mi ‘vull una mica de normalitat’.

1 comentario

Archivado bajo entre tu y yo

Darle vueltas a las cosas

Tengo un punto obsesivo, sentencia un amigo mientras se pone el casco de la moto. Tengo una intención premeditada a ‘darle vueltas a las cosas en la cabeza’ y ahora tú das vueltas en mi cabeza, me dice mientras me insta a subir y cogerme fuerte. ¿Estás?, pregunta como quien no ha dicho nada trascendental hasta el momento. Estoy, respondo confundida. Bajamos Balmes hasta Diputación y después subimos Aribau hasta Consejo de Ciento; el aire arrebuja mi pelo y mis ideas. Llegamos al restaurante, donde nos esperan para celebrar que Gina ya es doctora. Nos sentamos alejados en la misma mesa, abstraídos en conversaciones diferentes, con carcajadas al unísono y ganas de celebración. Para volver a casa me ofrecen otra moto y acepto. Nos despedimos como siempre, con un abrazo fuerte y sentido. Y aquí no ha pasado nada. O sí, ahora soy yo la que te tiene dando vueltas en la cabeza.

2 comentarios

Archivado bajo entre tu y yo