Archivo de la etiqueta: confianza

Conciliar

Entra en la sala decidida. Tiene una pisada fuerte y el repicar de sus tacones anticipa su llegada allá donde va. Lo ha hecho siempre, pero desde que se reincorporó de su baja maternal más. No titubea ni se achanta frente a los comentarios de sus compañeros, creen que no será capaz de lidiar con el bebé y con el proyecto del nuevo edificio a la vez y que pronto la relegarán. Ella apuesta por el tiempo de calidad y estar con todos los sentidos en cada escena. Le encanta su trabajo y se ha dejado la piel para llegar hasta aquí, pero adora la familia que por fin ha construido y cree que el mundo, su mundo al menos, tiene que entender la dicotomía entre ser madre y ser profesional. Se autoengaña. Y llega a casa por la tarde, cansada, y acuna a su hijo mientras repasa los últimos detalles de los planos que presentarán mañana al cliente.

2 comentarios

Archivado bajo entre tu y yo

Abrazos

Me gustan los abrazos. Esa sensación que se desprende del sentido arropo de unos brazos conocidos. Me gustan desde que tengo uso de razón, y los necesito, más que un beso o una sonrisa. Necesito ese fugaz momento compartido entre los brazos de alguien. Una amiga, un amante, un familiar, un maestro, un compañero de equipo. Cada abrazo tiene su personalidad. Un momento profundo de confianza en el otro, en sus brazos abiertos solapados con los míos. Los hay fuertes y sentidos, efímeros, íntimos, tímidos, alegres, reconfortantes; de buena suerte, obligados, victoriosos, sensuales, felices, de bienvenida y de hasta pronto. Hay abrazos que quisiera que no acabaran, añorados, silenciosos, cálidos y con besos, balanceantes, efusivos. Hay abrazos que lo dicen todo. Recuerdo el último, cargado de cariño, optimismo, felicidad, ternura y energía, fue nuestro y rebobinaría el tiempo para recuperarlo. Tantas palabras calladas en ese ansiado contacto intercambiado.

1 comentario

Archivado bajo entre tu y yo

Los tuyos

La importancia de los tuyos. Esos a los que el destino ha querido que catalogues como tu gente. Esos que llevan tu apellido, o a quienes las aficiones o los estudios han convertido en los tuyos. Esas personas que sin saber porqué están a tu alrededor – y nunca se van -, y en quienes confías, a menudo sin decirlo, de un modo inexplicable. Los míos, los tuyos, personas de un valor implícito incalculable. El periodista Andrés Aberasturi, hizo referencia en una entrevista a su madre enferma de Alzheimer, de quien explicó que, incapaz ya de reconocerle, un día lo abrazó y le dijo “no sé quién eres, pero sé que eres de los míos”. Cuánta tranquilidad recogida en una frase bonita en extremo, franca, latente. Quiero creer que los míos también me tienen entre los suyos, y que los tuyos me incluyen, igual que los míos te incluyen a ti.

Deja un comentario

Archivado bajo entre tu y yo