Archivo mensual: noviembre 2015

Lágrimas

Llorar no va conmigo. Y no es una frase chulita propia de quien quiere vanagloriarse de una fuerza extrema, no, es simplemente una realidad. No soy muy de llorar. Un poco porque con los palos de la vida he aprendido a relativizar lo que realmente importa, y lo que solucionan unas lágrimas (nada). Un poco porque tengo el umbral del dolor por encima de lo habitual, un poco porque no quiero, porque así parece que sufro menos, y también por sentimientos aplacados y miedos inexistentes. Y hoy me da por querer que las lágrimas salgan de mis ojos a modo de limpieza interior, para liberarme de los fantasmas y ataduras, y sentir que la suerte puede cambiar. Me puede tocar.

5 comentarios

Archivado bajo entre tu y yo