Darle vueltas a las cosas

Tengo un punto obsesivo, sentencia un amigo mientras se pone el casco de la moto. Tengo una intención premeditada a ‘darle vueltas a las cosas en la cabeza’ y ahora tú das vueltas en mi cabeza, me dice mientras me insta a subir y cogerme fuerte. ¿Estás?, pregunta como quien no ha dicho nada trascendental hasta el momento. Estoy, respondo confundida. Bajamos Balmes hasta Diputación y después subimos Aribau hasta Consejo de Ciento; el aire arrebuja mi pelo y mis ideas. Llegamos al restaurante, donde nos esperan para celebrar que Gina ya es doctora. Nos sentamos alejados en la misma mesa, abstraídos en conversaciones diferentes, con carcajadas al unísono y ganas de celebración. Para volver a casa me ofrecen otra moto y acepto. Nos despedimos como siempre, con un abrazo fuerte y sentido. Y aquí no ha pasado nada. O sí, ahora soy yo la que te tiene dando vueltas en la cabeza.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo entre tu y yo

2 Respuestas a “Darle vueltas a las cosas

  1. Con ganas de saber qué va a pasar… Me he sentido transportada a la Barcelona de mis 20 y más, al explicar el recorrido en la moto me ha traido muchos recuerdos. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s