Hacerse mayor

Tumbados en el sofá, con la cabeza recostada en tus piernas, te cuento qué quiero ser de mayor, y tu cara cambia el semblante y me miras risueño y con un deje soberbio dices que tengo que centrarme, ‘tienes un buen sueldo y un horario que compagina perfectamente con nuestra vida personal, nadie quiere hacerse mayor para conseguir algo diferente a eso’, puntualizas. Rebato tu teoría con una actitud algo infantil: ‘yo sí.’ Y me incorporo en mi lado del sofá y pienso en el encuadre de la escena y en ese ‘nadie pone sus sueños en manos de quien puede destruirlos’ que advirtió Paulo Coelho. Tenemos los días contados, me digo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo entre tu y yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s