¿Eres huérfano de pueblo?

¿Eres huérfano de pueblo? pregunta Aquarius desde la pantalla, y sonrío, aunque no es mi caso. El mío está en el pirineo catalán y hay días que me encanta y otros en cambio quisiera cambiarlo por otro con caras nuevas, planes diferentes y un pasado inexistente. O eso o resetear mi juventud, por vivida en exceso y compartida a ratos con quien no toca. He intentado apartarme de esas calles empedradas muchas veces, pero siempre vuelvo, y me gusta. Superarme en la montaña cada sábado, disfrutar de unos días en familia, relajarme a caballo o saborear un gintonic cortito en la terraza del bar de la plaza, mientras la gente viene y va, y me saluda, y pregunta. Porqué si algo tienen los pueblos es ese querer saber todo de todos, ese anonimato imposible y ese reencuentro constante con el pasado. Ver que la gente avanza y otros seguimos, a trompicones, en el mismo lugar donde nos dejaron. Tener pueblo mola, que te conozcan en el pueblo no mola tanto y haber intimado con diferentes chicos de allí todavía mola menos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo entre tu y yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s